Programa una cita por skype o presencial, utiliza nuestra pestaña de chat para para que podamos agendar o bien envía un correo a CEO@saludqueseduce.com

Programa General de Salud Nutricional

El estudio «EPIC», publicado en Archives of Internal Medicine estudió como 23.000 personas se adhirieron a cuatro comportamientos simples: No fumar, hacer ejercicio 3.5 horas a la semana, comer una dieta saludable y mantener un peso saludable.

La adhesión a esos cuatro comportamientos previno el 93 por ciento de la diabetes, el 81 por ciento de los ataques al corazón, el 50 por ciento de los accidentes cerebrovasculares, y el 36 por ciento de todos los cánceres.

Del mismo modo, el estudio INTERHEART, publicado en la revista The Lancet en 2004, siguió a 30.000 personas en 52 países. Los investigadores encontraron que cambiar el estilo de vida podría prevenir al menos el 90 por ciento de todas las enfermedades cardíacas.

Otras investigaciones muestran que cambiar de estilo de vida es más eficaz que cualquier otra intervención médica tradicional para reducir las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, cáncer, diabesidad y las muertes por toda causa.

Estas prácticas cambian la expresión genética, posteriormente modula la inflamación, el estrés oxidativo y la disfunción metabólica. Estas son las razones de las enfermedades y la causa del desarrollo de enfermedades del corazón, junto con otros problemas.

Atender las causas raíz provoca beneficios en la mayoría de las enfermedades crónicas.

Estas modificaciones de hábitos alimenticios le harán sentir vivo y sano, sin los efectos secundarios de la medicación.

El Dr. David Jenkins de la Universidad de Toronto comparó el tratamiento con medicamentos de estatina (el medicamento número uno de para el colesterol) con una dieta rica en fibra, almendras y vegetales. Los investigadores de este estudio encontraron que, si bien crearon beneficios casi iguales, la dieta fue más eficaz para disminuir la inflamación y la homocisteína (un marcador de riesgo para enfermedades del corazón).

Las 10 modificaciones simples a continuación, ayudan a prevenir o revertir la enfermedades.

  1. Asuma una dieta saludable. Consuma proteína, aumente los alimentos sanos, enteros, ricos en nutrientes y fitonutrientes (moléculas vegetales) y suplementos ALFA MASSPROTEIN. Objetivo: de al menos 8 a 10 porciones de verduras de colores y un poco de fruta todos los días. Estos alimentos están cargados de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y moléculas antiinflamatorias.
  2. Estabilice el azúcar en sangre.Los desequilibrios de azúcar en la sangre contribuyen a la enfermedad cardíaca. Estabilice el azúcar en la sangre con proteínas, grasas saludables y carbohidratos saludables en cada comida. Nunca coma hidratos de carbono solos, y evite los azúcares procesados ​​con hidratos de carbono.
  3. Aumente la fibra.Aumente paulatinamente hasta 50 gramos de fibra por día. Los alimentos ricos en fibra incluyen verduras, semillas y frutas bajas en azúcar como las ‘berries’. Si eso le es difícil, intente un suplemento de fibra como la Inulina.
  4. Evita alimentos procesados y alimentos chatarra. Esto incluye refrescos, zumos y bebidas de dieta, que afectan adversamente el azúcar y el metabolismo de los lípidos. La investigación demuestra que las calorías de azúcar líquido son el mayor contribuyente a la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.
  5. Aumente ácidos grasos Omega-3. Coma alimentos antiinflamatorios como el pescado de agua fría incluyendo el salmón, sardinas y arenque, así como las semillas de lino e incluso algas. Las grasas saludables benefician a su corazón mediante la mejora de su perfil de colesterol total. También reduce las pequeñas y peligrosas partículas de LDL que contribuyen a la enfermedad cardíaca, convirtiéndolos en partículas ligeras, mullidas y seguras de LDL. Complemente con suplementos Omega 3 OMEGA RX
    Elimine todas las grasas hidrogenadas. Las grasas hidrogenadas se esconden en la margarina, manteca vegetal, aceites procesados ​​y muchos productos horneados y alimentos procesados ​​como galletas dulces y saladas.
  6. Incluso cuando la etiqueta indica «sin grasas trans», la palabra «hidrogenado» indica que el producto contiene grasas trans en uno o más de los ingredientes. Utilice en su lugar aceites saludables como el aceite de coco (rico en triglicéridos de cadena media o MCTs), aceite de oliva extra virgen prensado en frío, aceite de sésamo orgánico, y otros aceites de nueces.
  7. Evitar o reducir la ingesta de alcohol. El alcohol puede aumentar los triglicéridos, contribye al hígado graso y crea desequilibrios de azúcar. Reducir o eliminar el consumo de alcohol reduce la inflamación, que contribuye a la enfermedad cardíaca y casi a toda enfermedad crónica.
  8. Tomar suplementos de calidad.En combinación con programas de dieta y ejercicio saludable, los suplementos pueden mejorar drásticamente la salud cardiovascular. Tome un buen multivitamínico / mineral junto con un suplemento de aceite de pescado purificado que contenga 1.000 a 2.000 miligramos al día de EPA / DHA. OMEGA RXEs posible que necesite dosis más altas si tiene bajos niveles de HDL y triglicéridos altos.) También recomiendo un suplemento de fibra como la Inulina  para reducir los niveles de colesterol y equilibrar el azúcar en la sangre.
  9. ¡Sal y muévete!La investigación muestra que 30 a 45 minutos de ejercicio cardiovascular por lo menos cinco veces a la semana puede beneficiar a tu corazón. Después de todo, el corazón es un músculo, y los músculos necesitan ejercicio. Si se siente más fuerte, el entrenamiento de intervalo alta intensidad  (también llamado entrenamiento de ráfaga o HIIT) y el entrenamiento de fuerza ayudan a desarrollar músculo, reducir la composición de grasa corporal y mantener huesos fuertes. Simplemente no se puede envejecer con éxito sin suficiente ejercicio. Ver Condición de Dieta y Ejercicio.
  10. Administre los niveles de estrés.El estrés por sí solo puede causar un ataque al corazón. Lamentablemente, el estrés crónico a menudo desencadena una cascada de eventos que causan ese ataque al corazón final, fatal. Entre sus efectos, el estrés aumenta la inflamación, aumenta el nivel de colesterol y azúcar en la sangre, aumenta la presión arterial e incluso hace que su sangre sea más propensa a coagularse. Encuentre su botón de pausa para manejar el estrés y relajarse. Yoga, Tai Chi, meditación, técnicas de respiración y la imaginación guiada pueden reducir el estrés. Ver Condición de Dieta y Ejercicio.